Nuestro Blog

16
Jul

Primera parte: Los roles en Scrum

El equipo de Scrum se compone por 3 roles.

  • El “Product Owner”.
  • El “Scrum Master”.
  • El Equipo de desarrollo.

El “Product Owner” es muchas veces conocido como “La voz del cliente” aunque su rol implica varias responsabilidades más que esa. Él es responsable por determinar en qué grupo de tareas va a trabajar el equipo y con qué prioridad resolverán cada una de ellas. Estas tareas son listadas y ordenadas en el “Product Backlog” que ya veremos con más detalle pero podemos imaginarlo como una lista de tareas pendientes o “to-do list”. Al momento de ordenar las tareas, el “Product Owner” debe considerar el valor marginal que le provee a la organización y al cliente mismo. Es por esto, que este rol implica que invierta gran cantidad de tiempo con los clientes para entender sus necesidades. El “Product Owner” debe poseer excelentes dotes de comunicación y debe ser capaz de visualizar tanto el producto final como el camino hacia él. Nadie tiene la autoridad de pedirle al equipo de desarrollo que haga algo, a excepción del Product Owner. Por último, la prioridad en este cargo es la de mantener el “Product Backlog”, esta lista de tareas o historias (en inglés se las llama “Stories”) que se redactan desde la perspectiva del usuario y describen una funcionalidad a desarrollar. El “Product owner” está disponible para los miembros del equipo y su responsabilidad se basa en revisar estas Stories y el trabajo realizado. Cumplimos así nuestro primer objetivo, ya no pasamos trabajo de un área a la otra, sino que colaboramos.

El “Scrum Master” tiene un rol muy especial en Scrum. Es el encargado de quitar todos los obstáculos que puedan presentársele al equipo en el transcurso del desarrollo. Cuando algo impide el avance rápido del equipo, el Scrum Master aparece para resolverlo. Por ejemplo, si estamos muy cerca de la fecha de entrega y no hay tiempo para testear o probar un desarrollo, el Scrum Master puede tomar ese rol para evitar que un desarrollador abandone sus responsabilidades para hacerlo. El Scrum Master trabaja en servicio del equipo y su éxito será medido en función del éxito del mismo. A veces puede suceder, que el mismo cliente o quien habla por él, interrumpa el flujo de trabajo para intercalar una nueva funcionalidad al desarrollo. Este es el momento perfecto para que el Scrum Master aparezca en escena, hable con el equipo para que no pierda el hilo del trabajo apuntado y luego hable con el Product Owner para asegurarse que esa nueva funcionalidad es incluida en el Product Backlog. De esta manera, ambos roles conviven en una tensa armonía saludable para el grupo. Mientras que el Product owner se asegura de que el equipo tenga algo valioso para hacer, el Scrum master se asegura que nada se interponga entre los desarrolladores y el código, ni siquiera, el mismo Product Owner.

Por último, encontramos al equipo de desarrolladores. El mismo se compromete a terminar el trabajo comprendido en un Sprint. El ideal dentro de Scrum es que los miembros del equipo sean multi-funcionales, es decir, que sean flexibles frente al trabajo que pueden hacer para contribuir al equipo. Por ejemplo, un desarrollador puede trabajar en el área de web pero si una tarea requiere de ser concluida en otro área, lo ideal es que las haga. Incluso, en el modelo Scrum, no importa si esta tarea le lleva un poco más de tiempo comparado con alguien que es habitual en dicho rol ya que no estamos midiendo la performance del desarrollador respecto a la tarea, sino que estamos intentando que todo el Sprint, o unidad asignada se termine a tiempo. A su vez, también se espera que un miembro del equipo de trabajo tome de manera autónoma una tarea desde el Product Backlog y la comience a desarrollar. En caso que no pueda, debe consultar al Scrum Master para poder clarificar cuál es la mejor forma de llevar adelante el desarrollo.

Contacto

+54(9 11)3396-2194
info@spiritconsulting.com.ar
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina