Nuestro Blog

8
Jun

La importancia del diseño en el desarrollo de aplicaciones

Al comenzar a pensar el diseño de una aplicación se pueden tomar varios caminos. En muchos casos el mismo desarrollador se encarga de maquetar la aplicación manteniendo la funcionalidad como prioridad. En muchos otros, los desarrolladores tercerizan esta labor pidiendo a un diseñador gráfico que realice un trabajo unificador, teniendo en cuenta también la funcionalidad pero haciendo especial hincapié en el diseño. Por último, también existen desarrolladores que son diseñadores y ponen todo su empeño en realizar aplicaciones que cumplan con todos los requisitos necesarios para que el usuario se sienta cómodo y a gusto con la app. Sea como fuere el camino a tomar para lanzar una aplicación al mercado, nunca hay que subestimar el poder del diseño dentro de las aplicaciones.

En primer lugar el equipo de diseño, junto con los desarrolladores, debe ponerse de acuerdo e identificar al usuario de la aplicación a desarrollar. Es muy importante evaluar las características de los usuarios para comenzar a bocetar un diseño acorde a sus necesidades. Según el target, se decidirá si habrá más o menos secciones y tal o cuál funcionalidad.

Una vez que se define la estructura funcional de la aplicación, el diseñador debe plantear una posible pantalla principal. Si se trata de una empresa que ya posee un diseño previo, entonces se deberá trabajar en la adaptación de esa primer imagen hacia la versión mobile. En esta etapa se define el concepto y el tono que manejará la aplicación en tanto al diseño y es de suma importancia tener en cuenta la plataforma en la que se desarrollará la aplicación.

Por otro lado, hay que esquematizar las pantallas para visualizar de qué manera se navegará en la aplicación. Esta etapa es únicamente de uso interno. Es decir, no se verá en la aplicación pero es de mucha utilidad a la hora de ahorrar problemas futuros.

Luego, una vez que toda la primer parte se encuentre aprobada por la marca, se puede comenzar a diseñar cada una de las pantallas de la aplicación.

Cada plataforma contiene una interfaz diferente. Es decir, no es lo mismo diseñar para iOS que para Android. Por esta razón, si la aplicación que hay que diseñar se presenta para ambas plataformas, o incluso para más que solo estas dos, se deben realizar dos versiones teniendo en cuenta las dimensiones y todos los requisitos que proponen cada una de estas.

Un diseño atractivo suma mucho en la experiencia del usuario. Si bien lo más importante es la usabilidad que se le da a la aplicación, un buen diseño atrae y puede ser un factor importante para que una aplicación sea elegida frente a otra del mismo rango de uso. Las animaciones y transiciones entre una pantalla y otra es lo que hace la diferencia. El diseño debe usarse como herramienta que ayude a la usabilidad de la aplicación, que la mejore, pero nunca que la modifique en función de esta.

El diseño de una aplicación mejora su calidad ampliamente. Como ya dijimos, ayuda a lograr un producto intuitivo y atractivo visualmente. No hay que olvidar que en los detalles es donde se encuentra el éxito.

Contacto

+54(9 11)3396-2194
info@spiritconsulting.com.ar
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina